ESTAMOS CONSTRUYENDO EL NUEVO CENTRO DE INVESTIGACIONES ONCOLÓGICAS DE FUCA.

Apoyá la investigación en cáncer para el desarrollo de nuevos tratamientos.

Más Info

CANCER DE MAMA

Estudiamos cómo potenciar al sistema inmunológico para combatir tumores mamarios.

Más Info

MELANOMA INMUNOTERAPIA CON VACUNAS

La vacuna terapéutica que desarrollamos evita o retarda significativamente la aparición de metástasis a distancia de pacientes con melanoma en alto riesgo de recaída.

Más Info

BIOMARCADORES EN EN BIOPSIAS LÍQUIDAS

Investigamos en biopsias líquidas, principalmente en muestras de sangre, cómo detectar si hay trazas de material tumoral. Esto nos sirve para mejorar en los pacientes su diagnóstico, detectar recaídas en forma rápida, y evaluar su respuesta a tratamientos.

Más Info

LEUCEMIA MIELOIDE CRONICA

Lanzamos el primer ensayo clínico de Argentina para garantizar la discontinuación de drogas de alto costo en pacientes con Leucemia Mieloide Crónica.

Más Info

BIOMARCADORES EN CANCER DE VEJIGA

La vacuna terapéutica que desarrollamos evita o retarda significativamente la aparición de metástasis a distancia de pacientes con melanoma en alto riesgo de recaída.

Más Info

Todos podemos ser parte del Nuevo CIO

Elige el monto de tu donación


nuevo proyecto cio

Una nueva sede con más espacio, nuevas instalaciones y más equipamiento para que los investigadores puedan desarrollar sus proyectos de investigación científica en pos de mejorar los tratamientos para el cáncer. Te invitamos a ser parte de este emprendimiento.

Ver planos del proyecto (plantas y cortes)

La unidad de investigaciones de FUCA es el “Centro de Investigaciones Oncológicas” (CIO) creado y dirigido por el Dr. José Mordoh, médico de la Universidad de Buenos Aires recibido con Diploma de honor, Investigador Superior del CONICET y Vicepresidente de FUCA, con el objeto de desarrollar la traducción a la clínica de los resultados obtenidos en modelos experimentales, así como proyectos de investigación clínica destinados al tratamiento del cáncer. Desde 1994, el CIO-FUCA está ubicado en instalaciones del Instituto Alexander Fleming (IAF).
Las investigaciones están centradas en la reactivación del sistema inmune y la inmunoterapia en distintos tipos de cáncer, tales como el melanoma, el cáncer de pulmón, de mama y vejiga. También se investiga la optimización del tratamiento de las leucemias.

Como consecuencia del constante desarrollo de nuevos proyectos de investigación que hicieron necesaria la incorporación de mayor número de becarios e investigadores, así como del correspondiente equipamiento, se hace indispensable dotar al CIO de un nuevo espacio de trabajo. Se ha llegado a un acuerdo con el Instituto Alexander Fleming para que el mismo se ubique en el segundo piso del edificio sito en la calle Conesa 1003/1005, teniendo en cuenta que la inmediatez física con la sede central del Instituto es de vital importancia para el desarrollo de las actividades científicas. 
El poder dotar al CIO de un nuevo espacio de trabajo es una gran noticia para FUCA y un hito en la historia del Centro, ya que posibilitará el acondicionamiento del nuevo inmueble a las necesidades de trabajo de los investigadores, lo que redundará en un crecimiento de los proyectos en curso, así como la incorporación de nuevas investigaciones.

Tu donación (extraordinaria / mensual / por única vez) nos ayudará a dotar a nuestros investigadores con las mejores herramientas para su trabajo.

CANCER DE MAMA


El sistema inmunológico en la terapia del cáncer de mama HER2

Estudiamos cómo potenciar al sistema inmunológico para combatir tumores mamarios.

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por tumores en mujeres. Cada año se producen 6.380 muertes por cáncer de mama y se producirán más de 21.558 nuevos casos, lo cual representa el 16,8% del total de incidencia de cáncer en Argentina. Las tasas de mortalidad por cáncer de mama más elevadas se dan entre los 50 y los 80 años o más.

La mayoría de los tumores mamarios pueden tratarse con cirugía pero en algunos casos dependiendo de las características del tumor y del estadío también se requiere terapia hormonal, radioterapia, quimioterapia o terapia dirigida. En los últimos años se ha revalorizado el rol  del sistema inmunológico en la progresión del cáncer de mama y en la respuesta a tratamientos. En particular para los subtipos de cáncer de mama HER2+, y/o Triple Negativo (CMTN) la inmunoterapia es una alternativa promisoria.

 

El sistema inmunológico en el CMTN. En el CIO-FUCA determinamos que en el CMTN, el sistema inmunológico se ve deteriorado, impidiendo ejercer el control y eliminar el tumor. Por eso estudiamos diversas estrategias para estimular células inmunes con la idea de promover la eliminación de estos tumores.

El sistema inmunológico en la terapia del cáncer de mama HER2+. A pesar de la mejora significativa de los resultados clínicos en el cáncer de mama HER2+ desde la introducción de la terapia con anticuerpos monoclonales (AcMs), todavía hay pacientes con enfermedad temprana que no responden en forma completa a la terapia neoadyuvante, lo que podría interpretarse como una resistencia al tratamiento. Teniendo en cuenta que el sistema inmunológico contribuye sustancialmente al efecto terapéutico de los  AcMs, proponemos que una respuesta inmunológica aumentada se asocia con la respuesta clínica, y la determinación de marcadores inmunológicos puede generar información predictiva de utilidad clínica.

El proyecto INMUNOHER nació del interés de médicos oncólogos y científicos del CIO-FUCA de refinar la elección de las terapias para las pacientes con cáncer de mama HER2+ y de la posibilidad de estudiar estrategias de combinación de quimioterapia con inmunoterapia, en este momento en el cual, la terapia inmune está dando nuevas respuestas a la terapéutica de una gran variedad de tumores.

En el nuevo laboratorio del CIO-FUCA todas nuestras investigaciones podrán continuar en el ámbito propicio que diseñamos a medida para el equipamiento y el desarrollo de los becarios e investigadores

MELANOMA INMUNOTERAPIA CON VACUNAS

La vacuna terapéutica que desarrollamos evita o retarda significativamente la aparición de metástasis a distancia de pacientes con melanoma en alto riesgo de recaída.

En los últimos años se ha revalorizado la inmunoterapia del cáncer que, sumada a la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, se presenta como un arma poderosa para el tratamiento del cáncer. La inmunoterapia consiste en la estimulación del sistema inmunológico del paciente, para que elimine al tumor. Una forma de inmunoterapia son las vacunas terapéuticas, que buscan entrenar a los linfocitos -los glóbulos blancos- del paciente para que reconozca y elimine las células tumorales diseminadas en los pacientes evitando la aparición de metástasis.

El melanoma cutáneo es el más agresivo de los cánceres de piel, es difícil de tratar y responde a la inmunoterapia. Nuestro equipo de investigación, liderado por el Dr. José Mordoh, Director del Centro de Investigaciones Oncológicas, ha desarrollado la vacuna CSF-470 para el melanoma cutáneo que aplicada a pacientes en alto riesgo de recaída después de la cirugía, ha mostrado ser segura, bien tolerada y capaz de activar inmunidad antitumoral controlando la aparición de metástasis a distancia en Ensayos Clínicos.

 

Estamos aplicando herramientas de secuenciación de última generación para analizar en detalle las moléculas hacia donde se dirige la respuesta inmune inducida por la vacunación en los pacientes, la naturaleza y dinámica de los linfocitos responsables de la acción antitumoral y estamos investigando los mecanismos involucrados en la respuesta clínica observada. También, investigaremos la combinación de nuestra vacuna con otras estrategias inmunoterapéuticas para potenciar su efecto.

El nuevo laboratorio CIO-FUCA será construido acorde a las necesidades técnicas del equipamiento altamente especializado que usamos para nuestras investigaciones y brindará a los becarios e investigadores un ambiente adecuado, propicio para el desarrollo de la investigación científica.

BIOMARCADORES EN BIOPSIAS LÍQUIDAS

Investigamos en biopsias líquidas, principalmente en muestras de sangre, cómo detectar si hay trazas de material tumoral. Esto nos sirve para mejorar en los pacientes su diagnóstico, detectar recaídas en forma rápida, y evaluar su respuesta a tratamientos.

Un desafío actual en el tratamiento del cáncer es establecer parámetros que permitan, por un lado, una detección temprana de los tumores y, por otro, un seguimiento rápido de la respuesta clínica en los pacientes a los diferentes tratamientos disponibles.

Los tumores liberan en los fluidos corporales (biopsias líquidas) fragmentos de ácido nucleico (ADN), que contienen alteraciones propias del tumor. A partir de una muestra de sangre, se pueden analizar estos niveles de ADN circulante tumoral con técnicas de biología molecular altamente sensibles (PCR digital). La presencia de ADN circulante en biopsias líquidas permite detectar si hay algún foco tumoral en alguna parte del cuerpo.

 

El melanoma cutáneo es el cáncer de piel de mayor riesgo. En esta primera etapa, nuestro objetivo principal es analizar en pacientes con melanoma cutáneo con enfermedad regional y avanzada, los niveles de ADN circulante tumoral en biopsias líquidas, y su utilidad clínica. El propósito es generar herramientas moleculares para complementar la práctica clínica habitual en los pacientes, de utilidad para la detección temprana y el seguimiento de la respuesta clínica de los pacientes con cáncer.

Esto contribuirá a una medicina más personalizada, optimizando la detección temprana del cáncer, la elección del tratamiento y su seguimiento.

LEUCEMIA MIELOIDE CRÓNICA

Lanzamos el primer ensayo clínico de Argentina para garantizar la discontinuación de drogas de alto costo en pacientes con Leucemia Mieloide Crónica

Actualmente, en Argentina y en el mundo, la Leucemia Mieloide Crónica (LMC) representa un desafío clínico, científico y socio-económico muy relevante, debido a la alta prevalencia de esta leucemia, consecuencia de la extraordinaria eficacia terapéutica de los inhibidores de tirosín quinasas. La cuantificación por biología molecular del biomarcador genético BCR-ABL1 es fundamental para orientar la conducta terapéutica durante el seguimiento de los enfermos. Mediante el monitoreo de BCR-ABL1 es posible identificar aquellos pacientes que logran una normalización completa de los parámetros moleculares, sugiriendo una potencial cura.  Sin embargo, en estos pacientes no queda claro cuando pueden considerarse curados definitivamente, ya que la mayoría de ellos (≈60%) pierde la remisión molecular luego de la interrupción del tratamiento. Las células leucémicas madre (células stem) serian la causa de la persistencia del clon leucémico, capaz de reanudar la enfermedad aun después de muchos años de tratamiento. A pesar de esta persistencia, el sistema inmunológico del paciente, en algunos casos, retomaría el control de la enfermedad. 

Efectivamente, hoy la suspensión del tratamiento es una decisión viable, no obstante, no existen todavía marcadores pronóstico adecuados; esta limitación hace que menos de la mitad (≈40%) de los pacientes que discontinúan pueden realmente sostener la remisión molecular a largo plazo. Esta elevada incertidumbre, sumado a la necesidad de un monitoreo molecular muy intensivo post-discontinuación, desalienta los pacientes a tomar esta decisión, que al contrario podría beneficiarlos en cuanto a su calidad de vida, pronostico, y sobre todo permitiría optimizar los recursos económicos del sistema de salud, al reducir la cantidad de pacientes innecesariamente tratados con drogas de alto costo. En este contexto, el objetivo primario de este estudio es garantizar el monitoreo molecular a los pacientes en forma intensiva y estandarizada durante la discontinuación por al menos 2 años. Simultáneamente al monitoreo molecular nos proponemos un monitoreo inmunológico por citometría de flujo, a partir de muestras seriadas de sangre periférica. El objetivo general es evaluar el impacto clínico y pronostico que podría tener la valoración del estado inmunológico del paciente, para predecir mejor la posibilidad de discontinuar la terapia.
La nueva sede del CIO-FUCA contará con instalaciones adecuadas y todo el equipamiento necesario para llevar a cabo este proyecto

BIOMARCADORES EN CÁNCER DE VEJIGA

Estamos investigando biomarcadores que nos permitan predecir la respuesta de pacientes con cáncer de vejiga superficial a la inmunoterapia con BCG

El cáncer de vejiga superficial es el más frecuente de los tumores de vejiga y una cierta proporción de éstos puede progresar a un tipo más agresivo que invade el músculo de la vejiga. La administración intravesical del Bacilo de Calmette – Guerin (BCG) vivo atenuado es la principal opción terapéutica para estos pacientes luego de la cirugía. No obstante, solo el 60% de los pacientes responden a esta terapia y muchos de ellos presentan recaídas locales por falla a la terapia y eventual progresan a tumores invasivos.

Actualmente, no es posible distinguir o predecir que pacientes responderán a la BCG, y por lo tanto el tratamiento se aplica a todos los pacientes con tumores de vejiga superficiales luego de la cirugía del tumor primario, usando un criterio “BCG para todos”, aunque la eficacia no está garantizada para todos los pacientes tratados. Claramente, existe la necesidad de obtener una herramienta o biomarcador para identificar a los pts correctos que deberían ser tratados con BCG, con preservación de la vejiga, ó bien ser tratados con a otras terapias intravesicales alternativas ó tratamientos más definitivos como la cistectomía radical.

Investigadores del CIO-FUCA, conjuntamente con médicos de IAF, encaramos un proyecto que persigue identificar posibles marcadores de respuesta a BCG (Biomarcadores), analizando las características inmunológicas de las biopsias tumorales de vejiga así como de las células inmunes en sangre de los pacientes. De hallar dichos biomarcadores esto brindaría a los médicos la posibilidad de tratar a algunos pacientes con BCG y ofrecer otros tratamientos a quienes presenten menor probabilidad de respuesta, así como la posibilidad de participar en estudios clínicos con nuevos fármacos.

Colaborando con la construcción del nuevo CIO-FUCA posibilitarás que los investigadores trabajen mejor en este y los otros proyectos de investigación, que persiguen contribuir a un mejor tratamiento de los pacientes con cáncer.