Cáncer de ovario

Información

¿Qué es el cáncer de ovario?

El cáncer de ovario es un tumor maligno que se origina en las células de los ovarios, trompas de Falopio o peritoneo, que crecen de manera anormal y se multiplican para formar una protuberancia o tumor.
El tipo más común de cáncer de ovario es el cáncer epitelial, se detecta en el 90% de las pacientes diagnosticadas y se origina en las células que recubren a los ovarios.Dentro de éstos existen cuatro subtipos: el carcinoma seroso, el mucinoso, el endometroide y de células claras. Se diagnostican de la misma forma, pero pueden ser tratados de formas diferentes.
El cáncer de ovario es el séptimo cáncer más común en las mujeres de todo el mundo y el quinto en Argentina. Afecta principalmente a mujeres posmenopáusicas de más de 50 años. 

 

 

¿Cuáles son los síntomas?

En sus primeros estadios, el cáncer epitelial de ovario puede tener pocos o ningún síntoma, lo cual dificulta el diagnóstico. Los síntomas se observan más comúnmente en una fase avanzada de la enfermedad y pueden incluir: dolor abdominal o pélvico, sangrado vaginal, estreñimiento, abdomen distendido, diarrea, sensación de cansancio extremo, necesidad frecuente de orinar, aumento de la circunferencia abdominal (las faldas o pantalones pueden quedar más estrechos), pérdida del apetito, sentirse llena poco después de comenzar a comer, dificultad para respirar.
Deberá ver a su médico si experimenta cualquiera de estos síntomas. Sin embargo, es importante recordar que estos síntomas son comunes en las personas que no tienen cáncer epitelial de ovario y que también pueden ser causados por otras enfermedades.

 

 

¿Cuál es la causa y factores de riesgo del cáncer de ovario?

La causa exacta del cáncer de ovario se desconoce, pero se han identificado varios factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad. Es importante recordar que el hecho de tener un factor de riesgo aumenta el riesgo de desarrollar cáncer, pero eso no significa que se vaya a padecer cáncer seguro. De la misma forma, el hecho de no tener un factor de riesgo no significa que nunca se vaya a padecer cáncer.
Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de ovario se encuentran:

  • Antecedentes familiares como madre o hermana que hayan tenido cáncer de ovario, útero o mama.
  • Edad: las mujeres mayores de 50 años tienen un riesgo mayor. La mayoría de los cánceres de ovario se detectan después de la menopausia.
  • Factores hormonales: no haber tenido hijos, no haber tomado anticonceptivos, comienzo de menstruaciones a edades tempranas o inicio de la menopausia de manera tardía.
  • Factores genéticos: ciertos rasgos genéticos pueden aumentar el riesgo. Las mujeres con mutaciones en los genes BRCA 1 o BRCA2 tienen un riesgo de desarrollar cáncer de ovario que va del 23% al 54%.
  • Problemas ginecológicos previos como quistes ováricos o endometriosis.
  • Estilo de vida: obesidad, sedentarismo, tabaquismo.

 

 

¿Cómo se diagnostica el cáncer de ovario?

Ante síntomas de alarma, su médico le realizará un examen físico y, de ser necesario, le solicitará estudios que pueden incluir una ecografía pelviana o transvaginal, tomografía computada, resonancia magnética y análisis de sangre para detectar niveles elevados de la proteína Ca 125.
Para confirmar el diagnóstico y determinar la etapa o estadio en la que se encuentra la enfermedad es necesario realizar una cirugía de exploración del abdomen y pelvis. El cáncer de ovario se “estadifica” de acuerdo con el tamaño del tumor, el compromiso de los ganglios linfáticos y el hecho de que se haya diseminado a otras partes del cuerpo fuera de la cavidad abdominal. Esta información se utiliza para ayudar a decidir el mejor tratamiento.

 

 

¿Se puede prevenir el cáncer de ovario?

El cáncer de ovario es difícil de prevenir. No existen aún recomendaciones para el diagnóstico precoz o tamizaje para la detección temprana de esta enfermedad.

¿Cómo se trata el cáncer de ovario?

La cirugía es la piedra angular del manejo del cáncer epitelial de ovario en sus primeras etapas. El cáncer de ovario epitelial avanzado o de alto riesgo se trata principalmente con cirugía y quimioterapia, aunque en algunos casos específicos también se utilizan terapias dirigidas.
× QUIERO DONAR