Cáncer de cuello de útero o cérvix

Información

Sobre el cáncer de cuello de útero

  • El cáncer de cuello uterino se produce por un crecimiento anormal de las células del cuello de útero causado por algunos tipos de VPH (Virus de Papiloma Humano).
  • Afecta principalmente a mujeres jóvenes de entre 25 y 45 años.
  • Hay dos tipos de células epiteliales que revisten el cuello uterino: células escamosas en la parte más externa y células cilíndricas glandulares en el conducto interno. La zona de transición entre las células escamosas y las células cilíndricas se llama zona de transición. La mayoría de los cambios precancerosos y cancerosos surgen en esta zona.

La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino se pueden prevenir mediante el uso de vacunas contra los distintos tipos de VPH, exámenes de detección de lesiones precursoras como el Papanicolaou y el tratamiento de las lesiones precancerosas.

Factores de riesgo para desarrollar cáncer de cuello uterino
  • El principal factor de riesgo del cáncer de cuello uterino es la infección por el virus del papiloma humano (VPH o HPV, por sus siglas en inglés).

Otros factores de riesgo del cáncer de cuello uterino incluyen:

  • Tabaquismo.
  • Consumo prolongado de anticonceptivos orales.
  • Inmunodepresión (por ejemplo, HIV).
  • Edad temprana en el momento de la primera relación sexual.
  • Número elevado de parejas sexuales.
Síntomas del cáncer de cuello uterino
  • Sangrado anormal fuera de la menstruación.
  • Dolor o sangrado con las relaciones sexuales.
  • Flujo vaginal maloliente.
  • Sangrado después de la menopausia.
  • Dolor pélvico persistente y sin razón aparente.

El tiempo estimado desde que se produce una lesión hasta que se desarrolla un cáncer en el cuello del útero es entre 10 y 20 años. Por este motivo el cáncer de cuello de útero es una enfermedad que puede ser detectada precozmente antes de que se transforme en cáncer.

Exámenes de detección precoz del cáncer de cuello de útero
  • El mejor método de detección para cáncer de cuello uterino es el examen ginecológico con PAP y colposcopía a toda mujer desde que inicia las relaciones sexuales o a partir de los 25 años de edad y se recomienda realizarlo de forma anual.
  • El riesgo de desarrollar cáncer de cuello de útero aumenta con la edad y es mayor en las mujeres de más de 45 años, por eso es importante que las mujeres, aunque ya estén en menopausia, continúen realizándose este estudio.
  • El Papanicolaou (PAP) es un estudio sencillo que puede detectar lesiones precancerosas en el cuello del útero y tratarlas antes de que se conviertan en cáncer.
  • También se puede realizar el test de VPH que detecta la presencia de los distintos tipos de VPH que pueden afectar el cuello de útero.

Si durante la pandemia retrasaste tus controles ginecológicos, es fundamental que los retomes lo antes posible.

Incidencia y mortalidad
  • El cáncer de cuello uterino es el cuarto tipo de cáncer más frecuente en las mujeres de todo el mundo y el cuarto como causa de muerte por cáncer.
  • En Argentina ocupa el tercer lugar en incidencia, después del cáncer de mama y cáncer colorrectal, con una tasa de incidencia de 16,7 casos por 100.000 mujeres y representa la principal causa de muerte por cáncer ginecológico en nuestro país.
Cáncer de cuello uterino y VPH
  • El VPH es un virus muy común que afecta tanto a varones como a mujeres y se transmite por contacto sexual.
  • Se estima que 8 de cada 10 personas lo tendrán en algún momento de sus vidas. En la mayoría de los casos, el virus desaparece sin causar lesiones. Sólo en una pequeña proporción, (alrededor del 5% de los casos), este virus provoca lesiones (malformaciones en las células) que con el tiempo pueden convertirse en cáncer.
  • La infección por el virus del papiloma humano es un paso necesario para la formación de casi todas las lesiones precancerosas y cancerosas. El 90% de los casos de cáncer de cérvix están relacionados con la infección por el VPH.
  • Hay más de 80 tipos de virus del papiloma humano, de los que casi 30 tipos pueden afectar el tracto genital. Los tipos 16 y 18 de VPH son los que se relacionan con mayor frecuencia al cáncer de cuello uterino y se consideran de alto riesgo , mientras que los tipo 6 y 11 se asocian a verrugas genitales y son de bajo riesgo.
  • Otros cánceres asociados a VPH son el cáncer de vulva, vagina, ano, pene, garganta, etc.
¿Cómo evitar el contagio del VPH?
  • Vacunarse contra el VPH. Las vacunas que protegen contra las infecciones por el VPH reducen en gran medida el riesgo de cáncer de cuello uterino.
  • Usar un método anticonceptivo de barrera, como un preservativo, ayuda a protegerse contra las infecciones por el VPH y otras enfermedades de transmisión sexual.
Vacuna del VPH
  • La vacuna del VPH forma parte del calendario nacional de vacunación y es obligatoria y gratuita para niñas y niños de 11 años. Consta de dos dosis.
  • Se recomienda a esta edad porque en los estudios clínicos se demostró que la mayor efectividad de la vacuna se observa antes del inicio de las relaciones sexuales y, por ende, antes del contacto con el VPH.
  • Estas vacunas no protegen a las mujeres que ya están infectadas por el VPH.
  • La vacuna contra el VPH es segura, eficaz y previene la infección por los tipos de VPH de alto riesgo que causan el 80% de los casos de cáncer de cuello de útero, vulva, ano, pene, boca o garganta y el 90% de las verrugas genitales.

Es muy importante tener en cuenta que aún las mujeres vacunadas se debe continuar realizando el control ginecológico anual con PAP, así como también las no vacunadas mayores, la consulta personalizada con el ginecólogo.

PUNTOS IMPORTANTES PARA RECORDAR
  • El cáncer de cuello uterino afecta a mujeres jóvenes y es la principal causa de muerte por cáncer ginecológico en nuestro país.
  • La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino se pueden prevenir mediante los exámenes de detección de rutina (PAP, colposcopia, test de VPH) y el tratamiento apropiado de las lesiones precancerosas.
  • La infección por VPH es el principal factor de riesgo para desarrollar cáncer de cuello uterino.
  • Los signos y síntomas del cáncer de cuello uterino incluyen el sangrado vaginal anormal y el dolor pélvico.
  • La vacuna contra el VPH previene la infección por los tipos de VPH de alto riesgo que causan el 80% de los casos de cáncer de cuello de útero, vulva, ano, pene, boca o garganta y el 90% de las verrugas genitales.
× QUIERO DONAR